Massa usará el debate con Milei para movilizar el aparato del oficialismo en los barrios populares

Las organizaciones que apoyan al ministro de Economía convocarán a los vecinos en plazas y comedores para presenciar el intercambio entre los postulantes presidenciales. Preocupación por la falta de militancia en las zonas más vulnerables.

Massa usará el debate con Milei para movilizar el aparato del oficialismo en los barrios popularesLas organizaciones sociales salen a las calles en el último tramo de la campaña para el balotaje entre Massa y Milei.

En este tramo de la campaña, Sergio Massa está en una especie de encrucijada. El candidato a presidente evita mostrarse cerca de los sindicatos, las organizaciones sociales y el kirchnerismo duro para evitar dar mensajes erróneos a los indecisos mientras, por lo bajo, necesita que estos mismos actores no se relajen y continúen con la campaña de territorio que motorizó el triunfo en octubre.

Tras el triunfo del oficialismo en las generales, se expandió en Unión por la Patria una suerte de relajación que preocupa al ministro candidato. Esa sensación de tranquilidad incluso se había expandido entre alguno de sus alfiles más cercanos. La ruptura de Juntos por el Cambio tras el pacto Mauricio Macri-Javier Milei y la creencia de que ese acuerdo impactará negativamente en el electorado libertario generó una confianza que para Massa es desmedida, por lo que en los últimos días empezó a soltar mensajes para su tropa.

Para revertir esta situación, las organizaciones sociales preparan una movilización masiva para el 11 y 12 de noviembre, a tan solo una semana del balotaje. En la primera fecha se va a realizar una jornada de militancia en todos los barrios populares de todo el país y en la segunda se convocará a la gente a ver el debate en diversos puntos de los barrios populares como plazas o comedores y/o merenderos. De ambas participará el Movimiento Evita; Somos Barrios de Pie y otras tantas entidades que forman parte de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

La “campaña del miedo” en los barrios populares

“Después de la elección y más con un resultado favorable es lógico la pérdida de intensidad, de la discusión cotidiana, pero tenemos que recuperar el debate en los barrios”, reconoce un dirigente que integra una de las principales organizaciones sociales alineadas con el oficialismo.

Por estos días en el oficialismo la preocupación se concentra en los barrios populares del conurbano, donde la actividad territorial de la militancia lejos está de ser la que se vio previo a octubre. Tal como se adelantó , el kirchnerismo le recomendó a Massa que no abandone en las semanas que restan para el balotaje la campaña territorial que entienden lo impulsó hacia un triunfo en octubre.

Tras el triunfo, Massa llevó adelante una reunión con el gobernador bonaerense Axel Kicillof e intendentes peronistas electos en los que advirtió sobre las consecuencias del triunfo de Milei. Pese a esta advertencia, entre los últimos días de octubre y los primeros de noviembre, no se percibió un gran operativo de militancia. De hecho, algunos jefes comunales dicen no haber recibido indicaciones sobre cómo proceder.

El primero en advertir esta situación fue el exprecandidato a presidente Juan Grabois, que días atrás se quejó por la falta de “estado de alerta” del oficialismo, en un mensaje que muchos interpretaron provenía, en realidad, de Cristina Kirchner. Cerca del dirigente social negaron que haya sido un mensaje encubierto de la Vicepresidenta e intentaron bajarle el tono a sus dichos: “Lo que dijo es que no hay que dormirse, nada más. Fue un mensaje a los intendentes y gobernadores”. En este sentido, aseguraron que el Frente Patria Grande milita en los barrios a través de su principal propuesta: el registro único de solicitantes de lotes.

Por estos días Massa apunta todos sus cañones al electorado indeciso y los votantes más moderados de Juntos por el Cambio y Juan Schiaretti, por lo que se muestra como un postulante institucional, mesurado y con orden. Esto, de alguna manera, le impide bajar de lleno al territorio con un mensaje más duro.

El jueves, en el Congreso de la Nación, Massa dialogó con diputados del bloque de Unión por la Patria y pidió no relajarse en la campaña a tan solo dos semanas del balotaje. “(La reunión) fue para evaluar y decir cómo ha sido la elección general. Qué nos pasó, qué nos faltó, en qué nos equivocamos, qué tenemos que ajustar”, remarcó el legislador Juan Carlos Alderete.

Se espera que esta semana Massa se muestra con Kicillof en la inauguración de una serie de obras públicas, que usarán para advertir sobre las consecuencias de la motosierra de Milei.

DEJANOS TU COMENTARIO